Administrativa-jubilada-ama de casa.

Mari Paz de Andrés Chaves Administrativa-jubilada-ama de casa.

   Los voluntarios de s´Illa del Rei

Diciembre 23-2015

 

QUE ME APORTA SER VOLUNTARIA EN EL ISLA DEL REY

 

Hace seis años visité por primera vez la Isla del Rey, con mi hermano que estaba de vacaciones en Menorca.

Desde entonces apenas he faltado unos pocos domingos a la cita con los compañeros, los que estaban entonces y que aún siguen, otros  que no vienen porque sus circunstancias han cambiado, pero mantienen el vínculo con la Isla, otros que lamentablemente se han ido para siempre, dejando eso sí su grato recuerdo.

Y digo qué me aporta, porque a mí, personalmente me ha enriquecido el ofrecer mi tiempo y mi servicio de una forma notable.

Es maravilloso llegar a la isla cada mañana de domingo. La Isla del Rey, a la que yo considero como el corazón del puerto, nos ofrece siempre un entorno cambiante y único a la vez y nosotros, los voluntarios, somos conscientes del privilegio que disfrutamos.

Luego, cada uno inicia su rutina, piedras, jardines, salas a mantener, limpiar y airear, restaurar, pintar y recomponer. Y el buen humor y la alegría que cada cual aporta.

Mª Paz de Andrés Chaves

Mª Paz de Andrés Chaves

La sala que me ocupa: Biología Marina,  está dedicada como su nombre indica al estudio de la vida marina y la malacología, en el entorno de la isla de Menorca. Tenemos aportaciones de todo tipo, desde una cabeza de delfín que encontró un voluntario en Fornells, caparazones de tortugas marinas y varias importantes colecciones de conchas y moluscos que un día nos donaron sus propietarios, como la que nos dejó en depósito la viuda del doctor Ramos, acompañada además de un importante estudio de la malacología que hoy un experto nos está ayudando a completar. A más de una gran bibliografía sobre la materia. Y por supuesto, la colección de nuestra compañera voluntaria Rita Pabs, bióloga marina, que vive actualmente en Alemania, pero que nos visita siempre que viene a Menorca.

En la sala, a veces se acumula el trabajo, nuevas donaciones, mudanzas, y el mantenimiento rutinario, limpieza, etc.

Pero también intercambiamos trabajo con otras salas o vamos allí, donde surge la tarea más urgente del día. Aunque a veces, sin que me oiga el alto mando, tenemos nuestros días torpones y gandules y aprovechando que estamos en un lugar maravilloso, nos dedicamos como unos turistas accidentales a sacar fotos ó a visitar las salas de otros  compañeros que han mejorado o cambiado tal o cual cosa, cada uno según sus habilidades o talentos.

Porque somos conscientes de ser voluntarios en un sitio privilegiado y por eso disfrutamos cada momento, si el día es bueno, malo o pasable, porque la luz está así, el mar está de esta otra manera y el viejo hospital siempre está agradecido de que le lavemos un poco la cara. Esta es la pequeña aventura que nos ofrece cada domingo la Isla del Rey.

Por mi parte, aporto la ilusión de contribuir a rescatar un trozo de la historia del puerto de Mahón, y, si por circunstancias dejara de ir, sé que hay un puñado grande de locos felices que tomarán el relevo.

 

Mari Paz de Andrés Chaves

Administrativa-jubilada-ama de casa.

 

****************************************************************************************

Los voluntarios de s´Illa del Rei

Diciembre 09-2015

 Una biblioteca peculiar

Jaume Roca Interiorista

Jaume Roca
Interiorista

 

Sorprende que en el proceso de recuperación del hospital de la Illa del Rei, junto a la consolidación y rehabilitación del edificio, así como de su historia y “alma”, el equipo de voluntarios que la lleva a cabo haya incluido la creación de una biblioteca que ya cuenta hoy con más de 6.000 volúmenes.

Una cifra sorprendente y más que destacable teniendo en cuenta que su origen es el resultado de múltiples donaciones que se han ido sucediendo a lo largo de estos años por parte de voluntarios, instituciones y personas que han querido así manifestar su apoyo al proyecto. En algunos casos la cuantía de los volúmenes donados en una sola entrega ha superado el centenar y ha permitido consolidar secciones como medicina, farmacia o folklore menorquín.

La biblioteca trasciende así su función de centro de documentación y estudio del antiguo hospital inglés. Los numerosos volúmenes que componen secciones como la de historia, historia naval, ciencias naturales, arte, biografías, lingüística, geografía o literatura, además de la ya citada sobre folklore menorquín, aportan valor a los pasos ya iniciados para que la Fundación Hospital de la Isla del Rey cumpla también una función de centro de interpretación del puerto de Maó.

Biblioteca Isla del Rey

Biblioteca Isla del Rey

En el largo y riguroso proceso de catalogación realizado por un equipo de voluntarios se han sucedido momentos llenos de júbilo como el registro de varios ejemplares editados en siglos XVI, XVII y XVIII. También los ha habido dolorosos cuando la informática ha boicoteado el trabajo de horas o cuando no se han podido aceptar ciertos títulos al no encajar las secciones establecidas. En estos momentos la sala habilitada, contigua a la de farmacia i a la de malacología (moluscos), se encuentra al límite de su capacidad por lo que nos vemos obligados a proceder a una selección que supondrá la retirada de determinados títulos, cuya temática se aleja de los parámetros propios del objetivo de la biblioteca.

Dato curioso a la vez que interesante es la localización de algunos manuscritos y documentos que ocultos entre las páginas de los libros nos ilustran sobre la personalidad de aquellos que fueron sus propietarios. Encontramos desde una orden de nombramiento de un militar hasta la contabilidad de un establecimiento, pasando por la fórmula magistral de un preparado farmacéutico, un comunicado del alcalde de un ayuntamiento notificando a sus conciudadanos el asesinato de un conocido político o una felicitación por el nacimiento de un hijo. En todos estos escritos observamos una cuidada y elegante caligrafía con elaboradas formas de cortesía epistolar que comparándolas con los escritos de nuestros actuales whatsapp ruborizan nuestros ya mermados sentimientos estéticos.

El objetivo de esta biblioteca es seguir ampliando las secciones relacionadas con el antiguo hospital y con el puerto de Mahón, para que en un futuro no muy lejano se inicie un servicio de préstamo y consulta relacionado con las funciones que la Fundación Hospital de la Isla del Rey  pueda desempeñar en el puerto de Mahón.

Jaume Roca Lluch

Interiorista

**************************************************************************************

Luis Alejandre Sintes Presidente de la Fundación

Luis Alejandre Sintes
Presidente de la Fundación

VISITA ESPECIAL A LA ISLA DEL REY.

29-11-2015

Hay sonrisas y agradecimientos difíciles de describir. Y no necesitan demasiadas palabras. El pasado sábado día  28  vivimos la emocionante visita de una treintena de directivos regionales de la Confederación Estatal de Personas Sordas responsables de 18 federaciones que engloban mas de 120 asociaciones afiliadas. Habían decidido reunirse  en Menorca.

Llevamos muchos años recibiendo  en la isla del Rey  a  grupos, colegios  y asociaciones. Pero reconozco que hay visitas especiales como la del pasado sábado. Bien apoyados por monitoras, el interés de los visitantes se puso de manifiesto desde el primer momento. Sus preguntas entrañaban una excelente  base cultural y sobre todo  un interés por comprender el porqué de un hospital naval y militar en el centro de un puerto mediterráneo como el de Mahón.

Foto de grupo Confederación Estatal de Personas Sordas

Foto de grupo Confederación Estatal de Personas Sordas

Los voluntarios normalmente asumimos nuestro esfuerzo como cosa normal sin esperar nada a cambio. Pero hay días en que nos sentimos  muy especialmente remunerados. Fue lo que nos pasó.

¡Gracias, miembros de la Confederación.!

Porque hay miradas, sonrisas y abrazos que para nosotros constituyen estímulo, premio, ejemplo que nos obliga a asumir la vida con optimismo y con ánimo de servir.

¡Gracias, repito, por la lección de humanidad que nos dejasteis, queridos miembros de la Confederación Estatal de Personas Sordas, en una pequeña isla del puerto de Mahón!

Luis Alejandre

*********************************************************************************************

Ines Solá Ama de casa

Ines Solá
Ama de cas

Los voluntarios de s´Illa del Rei

 Noviembre 25-2015

Mi voluntariado en la sala de la Imprenta de la Illa del Rei

Cuando vine a vivir a Es Castell en el año 1980 teníamos de vecinos a la familia de la Imprenta La Económica. Nunca pensé que con el tiempo tendría con ellos una relación especial como la que ahora tengo, gracias al voluntariado en la sala dedicada al pueblo de Es Castell y patrocinada por su Ayuntamiento, donde se encuentra  la imprenta en la Illa del Rei.

Fue por Navidad del año pasado cuando estuve de visita en la Illa del Rei y en ese momento pensé que me gustaría hacer algo allí. Lo que más me llamó la atención fue la biblioteca y la imprenta, pero cuando solicité poder hacer algo con mi aportación personal como voluntaria, me asignaron a esta última.

Fui muy bien acogida por Carlos Benejam y su hijo Ángel. Ellos me comentaron de Tiago Borrás, el entonces sucesor de Andrés Borrás Módena quien fundara la imprenta en Es Castell, que fue el suegro de la señora “María de la Imprenta”… ¿Quien no la conoció en Es Castell?… Fue toda una institución, era la madre de Tiago.

Tiago en aquellos días no se encontraba muy bien debido a una grave enfermedad y ya no pudo volver a la Illa. Falleció hace unos meses.

Precisamente en las recientes Jornades de Patrimoni Industrial de Menorca celebradas en el Consell Insular, Sema nos contó la historia de esta familia y su Imprenta, muy interesante!

Carlos y Ángel son unos manitas y poco a poco lo tienen todo controlado.  Carlos es un experto en máquinas de imprenta y se nota que domina el espacio por donde se mueve. Ángel atiende muy bien a las instrucciones que le va dando su padre con todo el cariño, y los trabajos le quedan relucientes. Siempre están ocupados, si no en una cosa en otra.

Carlos Benejam

Carlos Benejam

Fachada imprenta

Fachada imprenta

Yo siempre tengo cosas que hacer en este organizado equipo. El trabajo puede ser muy minucioso y entretenido…hay tantos tipos de letras por organizar…hay tanto polvo del marés que quitar, tantas máquinas por limpiar, algún día los cristales…

En estas últimas semanas hemos trabajado en la composición que ha de ilustrar los sobres de la recaudación de cada semana en la Illa. Para mi ha sido una experiencia muy positiva, ya que yo no tengo ni idea del trabajo en concreto sino que lo he hecho guiándome por lo que me indicaba Carlos y otro poco lo que yo intuía. Es tan fácil escribir en el ordenador incluso imprimir en casa o llevarlo a donde a través del pen drive te hacen la impresión: Nada que ver!!!.

Esta misma semana hemos probado la primera impresión. Carlos ha demostrado su maestría: paso a paso, sabiendo siempre lo que hacía…lo ha conseguido. Me ha parecido emocionante ya que las dos primeras impresiones han sido un poco imperfectas, pero la tercera, ya en el sobre directamente ha quedado…aceptable. Quizá se puede mejorar, pero, no está nada mal. Justo cuando entraba la visita guiada de la mano de Sema y sus explicaciones ha sido el momento de sacarlo de la prensa manual…que oportuno!. Buen trabajo Carlos!!!.

Inés Solà Pretus

Ama de casa

 ******************************************************************

José Barber Alles Bancario jubilado

José Barber Alles
Bancario jubilado

Los voluntarios de s´Illa del Rei

Noviembre 11-2015

“Yellow Catamarans”  

Después de finalizar la temporada veraniega, han concluido las excursiones turísticas en barco por el puerto de Mahón en los catamaranes amarillos, cuyas embarcaciones están amarradas en el muelle para que las tripulaciones puedan disfrutar de unas merecidas vacaciones, dichos catamaranes están a la espera de ser sacados del agua, para las revisiones pertinentes, pintado y puesta a punto para la próxima temporada.

Los visitantes a la Isla del Rey, han podido disfrutar durante este verano, uno más, de ser trasladados con los catamaranes amarillos, de la empresa Yellow Catamarans, navegando por el puerto de Mahón; una excursión marítima previa a la de la Isla del Rey, cuyas tripulaciones se han esforzado para que los pasajeros tuvieran una travesía muy agradable, con atención personalizada a cada uno de ellos.

P8180637

En cualquier evento organizado por la Fundación Hospital de la Isla del Rey, hemos tenido un apoyo logístico, con precios especiales, en el traslado de los visitantes y participantes que han asistido a los diferentes actos. Además de los programados semanalmente, recuerdo su participación anual, en la Procesión de la Virgen del Carmen, en el Foro Menorca-Illa del Rei, organizado por <Es Diari>, entre otros.

El grupo directivo y empleados de la empresa de los barcos amarillos, son considerados como unos voluntarios de excepción de nuestra Fundación, cuyo fin es la recuperación del antiguo Hospital Naval Inglés.

Sería deseable que nuestro puerto, estuviera en plena actividad excursionista y fuera un referente turístico durante todo el año promocionando visitas culturales navales a: La Mola, Fort de Marlborough, Lazareto, Isla Plana, San Felipe, por supuesto Isla del Rey y que el futuro Museo Naval de la Isla Pinto ya sea una realidad. Estamos hablando de uno de los puertos naturales más importantes del Mediterráneo.

Uno de los temas prioritarios que es del todo necesario, es la instalación de un Travelift, o sea, una grúa suficiente potente para sacar del agua y trasladarlos a su sitio de varada, para que este tipo de embarcaciones, yates, barcas de arrastre, etc. no tengan que desplazarse a otros puertos, ni tampoco tengan que alquilar una potente grúa  fuera de nuestra isla.

En nombre de nuestra Fundación, agradecemos públicamente al equipo de los catamaranes amarillos, su colaboración año tras año.

José Barber Allés

Bancario jubilado

 

************************************************************

Jose M. Vizcaino

Jose M. Vizcaino

Los voluntarios de s´Illa del Rei

 Octubre 28-2015

EEUU y Menorca

El viaje que recientemente ha efectuado un grupo de treinta personas, menorquines y amigos, a La Florida, con motivo de la celebración del 450 aniversario de la fundación de San Agustín y el 250 de la emigración menorquina a Nueva Esmirna sugiere contemplar, aunque someramente, la relación que ha existido entre esta isla tan solicitada y los EEUU de América.

A principios del siglo XIX, los piratas berberiscos efectuaron frecuentes actos de piratería en el Mediterráneo, lo que entorpecía las relaciones comerciales entre Oriente y Occidente. Menorca era española desde la Paz de Amiens (1802) y España andaba metida en las guerras napoleónicas. La todavía reciente presencia inglesa en la isla y la importancia que había adquirido el Puerto de Mahón como lugar de refugio, mantenimiento y avituallamiento de embarcaciones permitió que, durante bastantes años el puerto siguiera prestando esos servicios a embarcaciones y flotas de países extranjeros, lo que colaboraba no poco a la economía menorquina, bastante afectada por las nuevas circunstancias que le afectaban como un gobierno absolutista, mayor rigidez de costumbres o leyes restrictivas en cuanto al comercio.

Los EEUU entre tanto, con objeto de proteger las rutas comerciales, decidieron operar en el Mediterráneo con el llamado, entonces, Mediterranean Squadron el cual, años después, constituiría la Sexta Flota Americana. Y lo hicieron utilizando como Base Naval, el encantador Puerto de Mahón, durante unos 25 años.

Annapolis, capital del Estado de Maryland, es una pequeña ciudad americana de unos 40.000 habitantes que forma parte del área metropolitana de Baltimore. Desde 1845 alberga la Academia Naval de los EEUU, pero hasta entonces fue el Mediterranean Squadron, con sede en Mahón, el que formaba  y preparaba, en su Escuela de Guardiamarinas a los futuros oficiales Americanos. Y lo debió hacer bien ya que de ahí surgieron nombres tan ilustres  como Stephen Decatour que fue guardiamarina en 1815 y consiguió los máximos honores durante su carrera habiendo impregnando con su espíritu, la formación naval. Como así lo hicieron, también,  personajes ilustres como el Capitán Edward Perble, primer comandante del Mediterranean Squadron, o Bainbridge, Capitán de la fragata Philadelphia, Charles Stuart del USS Constitution, fragata aún todavía en activo en Boston, o Thomas Mc Donough, que estuvieron embarcados en este mar y tuvieron su base naval en Mahón, donde también fondearon fragatas como la Brandywine, Independence, Congress o Delaware 74. David Farragut –hijo de padre ciudadelano- sirvió primero como guardiamarina y después en el Independence entre 1815 y 1820 con base en Mahón, y ahí inició su brillante carrera naval

De aquella época queda, como recuerdo, la cordialidad de la relación que se estableció entre menorquines y marinos, y un buen entendimiento, tal vez facilitado por el hecho de compartir determinados principios de libertad que habían impregnado a la sociedad menorquina durante el siglo XVIII.

Parece ser que, el llamado “Cementerio inglés”, situado en la ladera Norte del Puerto de Mahón, cerca de la Isla del Rey, empezó a funcionar como tal hacia 1825, y que realmente debería llamarse “Cementerio Anglo-Americano” ya que, tras las oportunas investigaciones realizadas y su restauración hacia 1960, se observa que de las tumbas existentes, la mayor parte contiene restos de marinos americanos: 28 de 44, están identificados como tales.

El Doctor Jonathan M. Foltz, nacido en 1810 en Lancaster (Penn), ingresó en la Armada Norteamericana en 1831 y en 1834 ya había dado la vuelta al globo. Sirvió en varios hospitales de la Marina y en 1839 fue destinado a las fuerzas del Mediterráneo y puesto al frente del Hospital de Mahón en donde permaneció hasta 1841. Era un hombre observador y meticuloso que a lo largo de toda su carrera fue haciendo anotaciones relacionadas con su experiencia en esos “laboratorios” que eran los barcos. Fruto de esas observaciones que constituyeron una importante aportación al mundo médico, nos dejó un interesante libro que, traducido al español, en breve editará la Fundación Hospital de la Isla del Rey, como parte de sus proyectos de recuperación de los edificios y de su historia.

José Mª Vizcaino Aznar

Ingeniero Industrial

 **********************************************************

Los voluntarios de s´Illa del Rei

RN ChapeI

Coronel Martin

Coronel Martin

I volunteered to assist with restoration of the RN Hospital – Isla del Rey – after a presentation by General Luis Alejandre Sintes at the Rotary club of Menorca in 2004.

My first visit as a “friend of the hospital” took place in September 2004. My first impression was of a challenging and daunting task; as all buildings had disappeared amongst trees and bushes and indeed some trees were growing within buildings.

The group of volunteers possessed an amazing spirit of camaraderie and an attitude of “anything can be achieved”. It was this spirit that appealed to me as a retired army officer; that the challenge could be grasped and overcome. That spirit alive today after 11 years of hard, rewarding and enjoyable work, this cements the friends of the hospital.

Once all the trees and foliage had been cleared natural groups emerged with their particular interests many from their careers:

Pharmacists – the amazing gardens

Medical Rooms – ever expanding as new items are donated

Italian Rooms – <Roma> covered previously

In my case, I was asked to restore the RN Chapel with other volunteers which eventually came to fruition in June 2011, to coincide with the many 300th celebrations.

The celebrations in 2011 just 7 years from the start of this project epitomised the amazing effort and dedication of some 50 volunteers of different nations who came together to save this Georgian Hospital.

I feel proud and privileged to be one of these volunteers, long may continue in the spirit of <Pedro Coca> and the tenacity he showed.

M.L. Martin

Coronel (Ret´d)

Capilla Anglicana

Capilla Anglicana

(Capilla Anglicana. Me ofrecí para ayudar con la restauración del RN Hospital – Isla del Rey – después de una presentación realizada por el general Luis Alejandre Sintes en el Rotary Club de Menorca en 2004.

Mi primera visita como “amigo del hospital”, tuvo lugar en septiembre de 2004. Mi primera impresión fue que se realizaba una tarea difícil y desalentadora: todos los edificios habían desaparecido entre los árboles y arbustos y de hecho algunos árboles estaban creciendo dentro de los edificios.

El grupo de voluntarios poseía un increíble espíritu de camaradería y una actitud de “todo se puede lograr”. Fue este espíritu que me atrajo a esa causa; como oficial retirado del ejército, que el desafío podría ser comprendido y superado. Ese espíritu está vivo aún hoy, después de 11 años de duro trabajo, gratificante y agradable, esto consolida los amigos del hospital.

Una vez que toda la vegetación y los árboles se habían limpiado, grupos naturales surgieron con sus intereses particulares fuera de sus carreras:

Los farmacéuticos – los increíbles jardines (plantas medicinales).

Salas médicas – siempre en expansión con los nuevos materiales que se reciben como donación.

Sala italiana – “Roma”, totalmente consolidada.

En mi caso, se me pidió restaurar la Capilla Anglicana con otros voluntarios que con el tiempo llegó a buen puerto en junio de 2011 – coincidiendo con la celebración del 300 aniversario.

La celebración en 2011, sólo 7 años después del inicio de este proyecto, demuestra el esfuerzo increíble y la dedicación de unos 50 voluntarios de diferentes nacionalidades, los cuales se unieron para salvar este hospital.

Me siento orgulloso y privilegiado de ser uno de estos voluntarios, muchos de ellos, seguimos en el espíritu de Pedro Coca y su tenacidad.)

M.L. Martin

Coronel (Ret´d)

**************************************************************

José Mª Cardona Nata

José Mª Cardona Nata

Los voluntarios de s´Illa del Rei

11 AÑOS YA!

 

El pasado día 10 de setiembre se cumplieron 11 años de nuestra “primera visita” a la Isla del Rey. En el verano del 2004, un reducido grupo de amigos con la intención de recuperar en lo posible aquel paraje totalmente abandonado y que hasta 1964 había sido Hospital Militar, decidimos que “passat festes” iniciaríamos la labor de recuperar la Isla del Rey.

Fuimos por primera vez el día 10 “soldemà” de las fiestas de la Mare de Deu de Gracia, continuando la actividad cada domingo de 9:00 a 11:00 (desde entonces solamente 9 domingos – por fuerza mayor – no ha sido posible ir a la Isla).

El Hospital, en su día fue el primer Hospital Naval construido por los ingleses en Europa y el segundo del mundo. Efectivamente, habían construido el primero en la isla de Jamaica en 1702 y luego, en 1711 el segundo, que ellos llamarían Bloody Island, en la Isla del Rey en Port Mahón.

Pero no se trata de hacer aquí una recopilación histórica, sino de como aquel pequeño grupo se ha transformado en un nutrido equipo de voluntarios agrupados en la Asociación Amics de l’Illa de l’Hospital y en la Fundación Hospital de la Isla del Rey, en el que hay integrados – además de menorquines – un numeroso grupo de británicos, italianos, catalanes, valencianos, y bastantes veraneantes ocasionales, de distintas procedencias.

Toni Garcia-Toni Barber

Toni Garcia-Toni Barber

Sobremesa

Sobremesa

El sábado día 12, unos 80 voluntarios nos reunimos alrededor de una “paella social” en la propia Isla, para conmemorar, el 11º aniversario del inicio de nuestra actividad de recuperación del antiguo Hospital Naval Inglés. En un ambiente agradable, sano, y de franca camaradería, en el que no faltaron canciones populares, dimos buena cuenta de un excelente arroz, elaborado por “los Tonis”, con la renovada ilusión de continuar – domingo a domingo – con la tarea de recuperar la Isla del Rey.

Jose Mª Cardona Natta

Ingeniero Técnico Industrial

***************************************************************

                       LOS VOLUNTARIOS DE S´ILLA DEL REI

 

SANTIAGO BORRAS NOS HA DEJADOJANSA ALBARRACIN Ramon 626365547 ramonjansa@yahoo

Los voluntarios de la Isla del Rey estamos tristes por lae juntamente con Biel Fiol y Carlos Benejam, su labor era recuperar los mecanismos, conseguir nuevas piezas, para que volviera a imprimir; actualmente ya podemos imprimir a la antigua usanza.

Nuestra asociación no se limita a recuperar el antiguo hospital naval, sino también a contribuir a la memoria y conservación de elementos patrimoniales.

Tiago Borrás

Amigo Tiago, siempre te tendremos en nuestra memoria y te encontraremos a faltar cuando nuestros visitantes entren en la sala dedicada a la antigua imprenta “La Económica” d’Es Castell, huérfana de tus explicaciones…

Apreciado amigo descansa en paz.

Associació Amics de l´Illa de l´Hospital

 

EN PIRAGUA HASTA ES MOLL DE SES MONGES

   Hay aficiones, proclividades, que sólo desde la propia familia se puede transmitir. Hace más de treinta años que practico el Piragüismo, y los veranos que no he podido venir lo he echado en falta. En los años ochenta  y principios de los noventa, era muy habitual que hiciera unos cuantos paseos con la Piragua, por el siempre portentoso, fascinante, Puerto de Mahón, visitaba con asiduidad la Isla del Rey, más concretamente su playita, por la cantidad de arena que tenía la playa, como principalmente por su gran facilidad para dejar la piragua y darse un baño. Era bastante frecuente encontrarse fondeados en sus inmediaciones a Llaüts o Lanchas neumáticas, de las personas que venían a tomar el sol en la mencionada playita. Uno de los sitios que me encanta más del Puerto de Mahón para navegar es el Canal de San Jorge.

Para practicar el piragüismo es ideal con el estado de la mar en calma o rizada, porque con ondulaciones a partir de medio metro, marejadilla, ya es más complejo para coger un poco de velocidad.

Ramón Jansá piragua

   Hace unos cuantos años me dijo un amigo, que está de Profesor en Zamora, que estaba muy interesado en adquirir una piragua y, que le orientara cual era la mejor, y le dije, las de madera sin duda, pero para ir por el maravilloso Lago de Sanabria, con las de Fibra de Vidrio basta.

Además he practicado el Piragüismo, por la Ría de Pontevedra, que tiene el Club de Piragüismo más importante de España, y la Ría de Ferrol.

Muchas veces hago mención a Juan Pardo, de los que tienen o han tenido morriña, y cantamos aquella magnífica canción de “Anduriña”: “Anduriña lle chamaron, os que alí deixou”.

Ramón Jansá Albarracín

Mahón

****************************************************************

Luis Alejandre Sintes Presidente de la Fundación

Luis Alejandre Sintes
Presidente de la Fundación

Los voluntarios de s´Illa del Rei

LECCIONES DE HISTORIA EN LA ISLA DEL REY

La Copa del Rey Panerai de vela, reúne cada año en el puerto de Mahón una muestra de los más bellos barcos que surcan nuestros mares, cargados de millas, de años y de vivencias. “Ninguna otra regata española alcanza los índices de elegancia de este encuentro de amantes de la mar a la manera antigua”  ha dejado escrito el periodista Luis Pomar.

Fiel a la cita, llega cada año una Agrupación de  la Marina Militar Italiana que compagina la instrucción y adiestramiento de sus  alumnos de la Escuela Naval de Livorno con el recuerdo de otros jóvenes marinos compatriotas, que en  1943 arribaron a nuestro Puerto, náufragos del acorazado “Roma” hundido por la aviación alemana en las Bocas de Bonifacio, entre Cerdeña y Córcega, el 9 de Septiembre del referido año.

De los 2021 hombres que formaban la dotación del “Roma”, más de 1395 desparecieron, entre ellos el propio almirante Bergamini Jefe de la Flota italiana. El resto fueron socorridos y evacuados de la zona por  los destructores Mitragliere, Fuciliere y Carabiniere y el crucero ligero Attilio Regolo. No sin dificultades estos barcos pusieron rumbo a Mahón, el puerto neutral más próximo al lugar de la tragedia. De los arribados a Mahón, trece habían fallecido y otros tanto murieron en el Hospital Militar ubicado en la Isla del Rey, a pesar de los esfuerzos de médicos, sanitarios y religiosas por cuidarles. Destaco la figura del  joven Capitán Médico Bernardo Sampol,  responsable como cirujano, de los cuidados a  los trescientos y pico restantes quemados y heridos que  se recuperaron en sus instalaciones.

101_1650 foto 3

A día de hoy, como sabe el lector, gracias al esfuerzo de voluntarios, todas estas vivencias se conservan “in situ”, en las mismas salas donde fueron cuidados en 1943.

De todo esto fueron testigos los ciento y pico alumnos de la Agrupación Naval Italiana. La primera lección debían conocerla: la geografía marca la historia de los pueblos. La situación  del puerto de Mahon en el centro del Mediterráneo Occidental  facilitó la expansión  de la Corona de Aragón  hacia Oriente; Inglaterra y más tarde los EE.UU lo habían elegido para facilitar sus rutas hacia Sicilia y Malta; durante la Guerra de  Independencia había colapsado el puerto de Toulon; más tarde  sería  elegida por Francia para apoyar su conquista de Argelia. No debe extrañar por tanto la decisión tomada por los rescatadores  del “Roma”.

Pero la mejor  lección la dio el Almirante Maurizio  Ertreo a sus alumnos, en presencia  de sus mandos directos y de los voluntarios que les acompañábamos. El alto mando  italiano, precisamente hijo de un   superviviente del “Roma”, había visto y leído minuciosamente, casi ha subrayado uno los partes médicos manuscritos del capitán Sampol. Localizaba  a padres de compañeros, como seguía el proceso de aumento  de dosis de morfina  recetada por el médico a un quemado  “para evitar sus grandes dolores”. En su mirada  había recuerdos, una larga carrera vocacional consolidada, y un sentido de la responsabilidad en la formación de aquellos disciplinados jóvenes. Pensaba en la difícil situación de Italia ante las avalanchas migratorias; intuía lo que pasaba en Libia o en Eritrea cuya historia bien conocía. Les habló de Europa, de sus guerras mundiales y de un futuro incierto. Humanista, con larga experiencia naval, amante de la Historia, el Almirante quiso transmitir un mensaje de responsabilidad hacia un futuro complejo y una lección viva de cómo hay que ver el mañana conociendo profundamente el ayer, no solo para rememorarlo, sino para obtener  lecciones y no repetir errores.

No podía dictar una mejor lección en un puerto español, un almirante italiano. ¡La Europa que necesitamos!.

Luis Alejandre Sintes

Mahón

************************************************************

Oscar Sbert Lozano

Oscar Sbert Lozano

LOS VOLUNTARIOS DE S´ILLA DEL REI

LA EXPEDICION MENORQUINA A FLORIDA DE 1975… Y LA DE 2015

Los amigos de la Isla del Rey estamos viviendo un año lleno de alentadoras actividades que iremos repasando en esta sección de <Es Diari>.  Hoy comentaremos la existencia de la sala dedicada a las grandes emigraciones menorquinas, que ha constituido el indiscutible punto de difusión de un evento particularmente interesante, que tendrá lugar el próximo mes: el 450 aniversario de la fundación de la ciudad de San Agustín, en la península y Estado de Florida, en los Estados Unidos.

El motivo de este interés para la Isla del Rey, para el gran escenario de las emigraciones menorquinas y en definitiva para todos los menorquines de hecho o  de derecho es la existencia en aquella ciudad, aun en nuestros días, de nuestros parientes lejanos los “Minorcans”, los descendientes de los menorquines que, en 1768, emigraron para allá durante la segunda dominación británica.  Como dijera el ilustre “Minorcan”, el banquero Xavier L. Pellicer, “our cousins from across the sea”, nuestro primos de ultramar…

MONU_a15e3856-a17b-49bb-903a-95fc50c2e554 MONUMENT_122795ff-1b46-469b-800f-e9e47160ee73

Que se plantee pues una expedición de menorquines para tomar parte en estas celebraciones, con la prevista asistencia de SS.MM. los Reyes de España, no tiene nada de sorprendente.  Pero lo es un poco más el hecho de que no se tratará de la primera expedición de este tipo, sino de la segunda.

En efecto, las relaciones de negocios primero y de amistad después entre el empresario menorquín Don Fernando Rubió i Tudurí y el banquero floridano de origen menorquín Xavier L. Pellicer propiciaron la organización de una expedición de unos 40 menorquines a San Agustín y a New Smyrna en Abril de 1975.

Objetivo de la expedición, y también de la que se está preparando ahora, era y será rendir homenaje a los emigrantes menorquines que llegaron a Florida en 1768, primero a la plantación de añil en New Smyrna, y que en 1777 se establecieron en San Agustín, la sede del gobernador de Florida oriental y la ciudad más antigua de los actuales Estados Unidos.

En aquella ocasión se procedió a la inauguración del monumento en memoria de los “Minorcans” que está instalado en la plaza frente a la Catedral de esa ciudad, obra del escultor español Viladomat.  Representa a un grupo de emigrantes acompañado por el sacerdote que les apoyó durante sus vicisitudes, el P. Pedro Camps, des Mercadal, que está enterrado en dicha catedral.

El canto del “Deixem lo Dol”, allí conocido como “Fromajades Song” fue parte consustancial del acto, como sin duda lo será ahora, y el acento americano de los cantantes emocionará a quienes tengan la ilusión y la oportunidad de asistir.

Animémonos pues a participar en estas celebraciones que, como aquéllas de hace cuarenta años, se mantendrán en la memoria y en el corazón de los asistentes.  No descartamos la posibilidad de degustar “formatjades”, “flaons”, o algún manjar aderezado con “Minorcan Barbecue Sauce” elaborados por expertas y entrañables manos “Minorcan”… o de cualquier otro origen.

Oscar Sbert Lozano
Alaior