El arco de Toni Gomila

El arco de Toni Gomila
El arco de Toni Gomila

Illa del rei 25/07/22 19:05

Desde que llegamos al Hospital de la Isla del Rey , allá por 2004, y comenzamos a soñar en su recuperación, «caló» en nosotros el carácter de aquella construcción de comienzos del siglo XVIII basada en el uso del marés tanto en sus estructuras abovedadas como en las arcadas de la planta baja y el primer piso, todas de medio punto. Incluso sus siete arbotantes están coronados también por arcos semejantes.

Este modelo contagió indiscutiblemente a Toni Gomila, un hombre que mima el marés, cuando decidimos abrir una estrecha puerta rectangular que cerraba el recinto del Hospital Militar de entonces, a la altura de la actual Cantina frente al edificio Lángara y sustituirla por un arco de medio punto del mismo diámetro que los arcos del patio. La bautizamos como «Portal del Carmen» por coincidir el día de su inauguración con la Procesión anual por el Puerto y en recuerdo a la voluntaria «fija discontinua» que lo sufragó.

Hoy, en casi todas las referencias a la galería Hauser&Wirth y muy especialmente a los jardines del conocido paisajista Piet Oudolf, suele aparecer una foto de este portal. ¡Poco se lo imaginaba Toni!.

Respetando por supuesto gustos y tendencias, echamos de menos que los nuevos diseñadores prefieran el ángulo recto, la verticalidad, a la elegancia del arco, en la recuperación de aquel barracón de finales del XVIII que albergó a enfermos de la Escuadra de «mil cañones» del Almirante Lángara que se concentraron en nuestro Puerto para conquistar Toulon.

Por supuesto respetamos gustos e incluso comprendemos razones debido a la necesaria funcionalidad del recuperado espacio. No es lo mismo curar enfermos que colgar cuadros de grandes dimensiones.

Entre el viejo Hospital y la Galería de Arte, la Puerta del Carmen, obra del voluntario Toni Gomila aparece como testigo mudo que une dos estilos, dos gustos arquitectónicos, dos momentos.

Solo un como comentario final. Consciente de que los perfiles rectos a que conduce el encofrado ha sustituido a las bóvedas y los arcos, de que no se encuentran especialistas, aunque si las canteras menorquinas ofrecen una amplia gama de formas labradas de marés, si pido a nuestros arquitectos que no olviden las «porchadas» y pórticos, en fachadas e incluso en paredes intermedias con medio punto, y aconsejen a esta extensa nueva ola de propietarios, el diseño en sus proyectos utilizando la suave y elegante curva de un arco . Como lo hizo Toni Gomila.

Luis Alejandre Sintes

General (R)Contenido

***********************************************************************************************************

Visita de la Sociedad Nelson a la Isla del Rey

Visita de la Sociedad Nelson a la Isla del Rey
Visita de la Sociedad Nelson a la Isla del Rey

Illa del rei 06/07/22

Entre los muchos voluntarios de la Isla del Rey hay algunos miembros con mucho talento y conocimientos. Recientemente tuvimos la suerte de recibir una visita organizada por el presidente de la Nelson Society, Graham Capel. Esta es una asociación británica dedicada a la historia del Almirante Horacio Nelson, y es un hecho bien conocido que estuvo presente aquí en el puerto de Mahón en octubre de 1799.

La sociedad vino a la Isla del Rey con el fin de ver el «Church Hall», (financiada con fondos británicos gracias al Club 1805) donde hay un busto y un retrato de Nelson regalado por Graham Capel, así como parte de una silla hecha con la madera de su barco HMS Foudroyant después de naufragar. El almirante Lord Collingwood, que fue su segundo en el mando y protegió Menorca durante las guerras napoleónicas, también está presente en la isla manteniendo una silenciosa vigilia sobre el puerto desde su pedestal al borde del agua. El Centro de Interpretación de la primera planta resultó muy interesante para la sociedad, especialmente por la sala británica y las 6 espadas históricas expuestas.

Visita de la Sociedad Nelson a la Isla del Rey


El punto culminante de su visita fue la presentación de un libro «La vida de Horatio Lord Viscount Nelson», adquirido por el Presidente de la sociedad, y que está fechado en 1813 (8 años después de la muerte de Nelson en Trafalgar). Se encontró en mal estado y con las encuadernaciones pérdidas, pero gracias a un hábil trabajo de restauración realizado por otro voluntario, Carlos Benejam, se encuentra ahora entre nuestros «tesoros» de la Fundación. Fue presentado con orgullo a nuestro Presidente, el General Luis Alejandre, nada menos que por una descendiente directa de la hija de Lord Nelson y Lady Hamilton, que no es de extrañar que forme parte de la Sociedad Nelson.

La última sorpresa fue la presentación de unas memorias escritas por Nelson el 15 de octubre de 1799, mientras se encontraba en su barco en el puerto de Mahón, atracado entre Cala Figuera y la Isla del Rey. Estas piezas son de gran importancia, no solo por su edad, sino también por la conexión histórica que representan entre Gran Bretaña y España, que sigue presente entre nosotros y que está simbolizada por el magnífico hospital antiguo de la Isla del Rey.

Beverley Ward

Voluntaria

****************************************************************************************************************

Homenaje a una máquina

Homenaje a una máquina

30/06/2022

Por supuesto, a quienes nos la proporcionaron y a quienes la manejaron.

Pero la máquina cambió esfuerzos, riesgos y rendimientos en las obras de recuperación del antiguo Hospital Naval inglés de 1711 en la Isla del Rey.

Las primeras obras mayores se realizaron en el Ala Norte del edificio sufragadas por nuestro Govern con una ágil «subvención nominativa» gestionada por su Dirección General de Arquitectura. Nos felicitaron por recuperar el triple de la obra proyectada (Bóveda 16). Pero esta eficiencia vino del esfuerzo de voluntarios y del entonces personal del SOIB fundamental para nosotros. Pero se subía teja a teja a mano y en cadena; «quints» de marés, uno a uno; cada viga ( 11) desde la planta baja, a golpe de cuerdas esfuerzos, tacos, incluso riesgos asumidos. Pero en 2011, la empresa POTENCIA con máquinas paradas debido a la grave crisis económica nos ofreció desinteresadamente una máquina JCB telescópica con 12 metros de pluma que cambió nuestra vida.

Homenaje a una máquina

Ya en las obras del Ala Principal sufragadas por FUNDATUR la máquina permitió situar nuevas grandes vigas (21) y todos los materiales para retejar, a «pie de obra». Lo mismo permitió con el Ala Sur recientemente retejada aunque no terminada.

Homenaje a una máquina

La máquina que fue sustituida hace dos años por otra igual, más moderna adquirida por Conrado Asociados, terminada su misión principal ha dejado la Isla del Rey en demanda de otros trabajos. Pensábamos que podría haber ayudado en la recuperación total del Muelle, pero el proyecto anda perdido con otros en esta maraña burocrática tan nuestra que nos acompaña y desanima. Pero queda el recuerdo agradecido tanto de quienes trabajaron sin ella como de quienes han trabajado con ella entre los que me encuentro.

¡Y se llega a querer a una máquina como esta que ahorra trabajo y aumenta rendimientos!

Toni Barber Seguí

Voluntario

*************************************************************************************************************************************

Carpeta de seis grabados del Puerto de Mahó

Carpeta de seis grabados del Puerto de Mahón

 08/06/22

Comentaba con Susi y José, voluntarios de la Isla del Rey el porqué de esta carpeta de los seis grabados del Puerto de Mahón.

Las ideas salen de los sentidos y de los sentimientos.

De los sentidos, fue visual, leyendo el Menorca «Es Diari», donde se entrevistaba a Pere Pons, artista y motor del Taller Xalubinia.

Los sentimientos, hacia el Puerto mahonés, sus enclaves, su historia y sobre todo por el predio San Antonia, «The Golden Farm».

La idea primera era crear un grabado del predio.

Carpeta de seis grabados del Puerto de Mahón

Al conocer a Pere Pons, a Natalia Tamayo y José Cáceres, note que sus ganas de crear, de sus esfuerzos de levantar el taller y sus palabras.

Me involucre en sus emociones de sus potenciales armas…

Como cualquier emprendimiento, hay tres principios. Diseño-Financiación y Marketing.

El diseño era hacer 6 grabados con una carpeta. Se distribuye el trabajo.

-Pere Pons crea, Historia y Leyenda: San Antonio – Fortaleza a Mola

Carpeta de seis grabados del Puerto de Mahón

-Natalia Tamayo, Isla Pinto – Mahón – El Lazareto

-José Cáceres, Isla del Rey – San Felipe

Se escoge papel, cartón para hacer la carpeta…todo el proceso.

Faltaba el prólogo, que nos hace Don Francisco Fornals – historiador, militar y Director-Emérito del Museo Militar des Castell.

Se harían 100 carpetas, enumeradas. El marketing, destinado a personas coleccionistas y galerías de arte. Presentación a la prensa y posibles compradores, que se hizo en el Predio San Antonio, con el patrocinio de la familia Delás-Vigo.

Carpeta de seis grabados del Puerto de Mahón

Se donaron algunas carpetas a Instituciones y personas que colaboraron en la idea.

La financiación: fué facil y se cubrieron los gastos de ejecución.

Por esto una de las carpetas, esta en la Isla del Rey.

Iñigo Orbaneja

Voluntario de la Isla del Rey

************************************************************************************************************

Curiosidades del Taller de Restauración a Jordi Rosiñol que durante años fue uno de los nuestros

Curiosidades del Taller de Restauración a Jordi Rosiñol que durante años fue uno de los nuestros

Es tal la envergadura que a nivel museístico ha alcanzado la Isla del Rey, que el tiempo que se le dedica en una visita rutinaria, solo permite atisbar su riqueza. Quizás sea un conglomerado heterogéneo que desde la ortodoxia sería mas correcto considerarlo coleccionismo. De lo que no cabe duda es que detrás de todos y cada uno de los objetos expuestos, hay en primer lugar una gran dosis de generosidad al aportarlos y en muchos casos un importante trabajo del voluntariado en restaurarlos.
Situados en la parte baja del edificio principal, en su ala oriental, se encuentran dos estancias abovedadas, que de no tratarse de un hospital, bien pudieran antiguas mazmorras. Sin mas luz natural que un ventanuco y una puerta y tras peregrinar por todas las ruinas del denominado edificio Lángara, han devenido en el Taller de Restauración.

Envueltos en las tinieblas empezamos su limpieza y adecuación; arañas, ratas, palomas, de forma inmisericorde fueron desalojadas de su ancestral hogar, habían llegado los okupas. Un buen día, Pedro (el electricista) exclamó «Hágase la luz» y ríanse de la eclosión china el día de la inauguración del año del Tigre, quedamos deslumbrados.

Cubrimos las paredes con paneles restos de otrora encofrados, colgamos las herramientas silueteándolas con rotulador, para que al ser devueltas resultara inequívoca su ubicación; no se lo creerán, donde la elegante y estilizada figura de una llave inglesa aparece, como ahorcado, un panzudo serrucho. En la misma pared y justo entre dos paneles cuelga una pizarra en la que impacta una inscripción anónima que reza «Mantened el desorden». Nadie se atreve a borrarla.

Curiosidades del Taller de Restauración a Jordi Rosiñol que durante años fue uno de los nuestros

Son capaces de imaginarse un taller sin que en sus mugrientas paredes colgaran unos grasientos calendarios (no importa el año) con unas esplendidas mozas exhibiendo sus naturales encantos; en el nuestro, con los encantos a cubierto, tenemos a Marilyn Monroe, faltaría mas.

El espacio dedicado a almacén se identifica facilmente, un apretujado conjunto de estanterías, hijas de una misma madre y de unos cuantos padres, soportan estoicamente: pinturas, barnices, aceites, disolventes, tuercas, tornillos…un cartelito por aquí, otro por allá, proporciona un cierto aire de intriga. Sin ninguna duda la estrella del conjunto es una cajonera, donde: clavos, tacos, alcayatas, pegamentos, jeringuillas…reposan perfectamente ordenados en sus respectivos cajones rotulados, el problema estriba en que en unos cuantos el cartelito reza «Cajón de sastre», por si acaso no los abran. Pero no piensen mal, contamos con la figura de un Pañolero, oriundo del País Vasco, que domina la situación: si se le pide algo, contestación «Enseguida te lo doy», va a buscarlo, al poco, «Caray no está» (dejen volar la imaginación y sustituyan «caray» por lo que quieran y en el idioma que les de la gana).

Curiosidades del Taller de Restauración a Jordi Rosiñol que durante años fue uno de los nuestros

En nuestro afán creativo, pensamos, habría de dotar al taller de un cierto alo intelectual y concluimos en dedicar un panel que sirviera para legar a la posteridad, mediante lacónicos mensajes el espíritu que nos identifica. Al poco de su inauguración apareció una escultura que lo preside intitulada «Chirrido en do sostenido menor» de autor anónimo siglo XXI y a su alrededor un abigarrado conjunto de reflexiones y pensamiento, cuyo Tuétano transporta a la Grecia Clásica. A titulo de ejemplo ahí van algunos de ellos elegidos porque quizás son los que mejor reflejan la filosofía de nuestro quehacer: Aquí como en la Legión, nada importa tu vida, ni oficio anterior, aquí lo que se valora es la voluntad que aportas. La próxima vez te saldrá mejor, no lo dudes. Si tienes dudas consulta con el compañero, pero la respuesta correcta era la que tú intuías. La máxima virtud es el trabajo, tampoco pretendas alcanzar la santidad. La jornada laboral de un Voluntario sería inconcebible sin el impás del café, mejor del carajillo, pero se parco en el chinchón, que ni guarda respeto ni se hace respetar.

Y si les queda alguna duda investiguen a los Pacos d´Lô (que hay mucho Paco suelto), a los Diegos, a los Antón, a las Victorias, a los Manus, a las Corinas, a los/as de un largo etcétera, que domingo a domingo con el corazón rebosante de alegría se preguntan «Con que carajo tendré que enfrentarme hoy»

Equipo de Restauración

****************************************************************************************************************

LA CAPILLA DE LAS MONJAS.

He sido voluntario en la Isla del Rey durante unos diez años; mencione como empece en una carta anterior….

La Capilla de las Monjas

Aparentemente he llegado a ser ‘un comodín’, haciendo varios trabajos; reparaciones; construcciones etc. Así ha sido con la Capilla de las Monjas. Me asombró la primero vez que la vi, hace diez años, vagando por el Hospital, una pequeña joya escondida en un rincón, en lo alto de una escalera. Mayormente sin estar tocado por los sinvergüenzas y ladrones que, en años anteriores habían invadido la Isla, cubriendo las paredes con pintadas, rompiéndolas y llevándose puertas y marcos de madera……Había un servicio al final de la escalera; una cocina con un horno de puerta metálica; un aseo y un comedor donde se le habían sacado todos los azulejos de las paredes. Y ahí estaba –aunque no recuerdo ningún estatua – con sus ventanas de cristal intactas; con la sacristía y el altar…. Se hizo una limpieza, quitando los excrementos de palomas y limpiando las paredes, quedando así durante un tiempo. Llegaron los obreros para pintar los techos y paredes; el altar se limpio y también fue pintado. Entra Mari Paz, la maravillosa dama de las ventanas. No estando satisfecha con fabricar ventanas emplomadas de colores para las Capillas en la planta baja, ha hecho unas nuevas, preciosas ventanas para esta Capilla. Entonces, me pidieron acabar los marcos de madera con arquitrabe curvado. También he cortado una cruz en la puerta de entrada a la Capilla y instalado una rejilla para que no entren las palomas – les importa bien poco donde van ni qué hacen allí.

La Capilla de las Monjas

La Capilla se esta llenando con estatuas de Nuestra Señora, cuidadosamente limpiadas y reparadas. Hay, además, una imagen pintada sobre azulejos que fue encontrada por unos constructores haciendo una renovación en una casa de Maó. Era una pila de azulejos que tuve el gusto de montar hace un par de años y que ha estado guardada desde entonces. Me queda acabar de pintar los marcos de las ventanas; colgar unos cuadros y disfrutar de este lugar tranquilo. Me doy cuenta que vale la pena preservar esta remanente de nuestro pasado histórico. Un día un compañero me dijo que, ya que pasaba tanto tiempo en la Capilla, tendría que hacerme Católico. Tuve que explicarle que me bautizaron en la fe Católico…..!

La Capilla de las Monjas

Por cierto, tenemos unos fotos de las monjas con sus increíbles tocados, estas mujeres extraordinarias, quienes dedicaron sus vidas a nuestro Salvador y al cuidado de los enfermos y necesitados. La primera llegada de Las Hijas de Caridad a la Isla de Rey fue cuando se marcharon los Ingleses en el año 1898. No hubo monjas en la Isla durante la estancia Británica ya que la mayoría de los soldados eran Protestantes. Al llegar, montaron su propio rincón con cocina, aseos, servicio y su entrada particular en la parte trasera del edificio. La imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro estaba en el Hospital Militar de la Isla del Rey, siendo llevada al Hospital Municipal cuando el Hospital Militar se traslado a la carretera de Sant Climent. Permaneció con Las Hijas de la Caridad hasta que el Alcalde de Maó finalmente dio permiso a las monjas para devolverla a su lugar original, o sea a la Isla del Rey.

David Nuttall

Voluntario

*****************************************************************************************************************

La sala de las sagas

Desde hace unos meses, los pabellones médicos del Hospital de la Isla del Rey cuentan con una peculiar sala dedicada a la especialidad de Oftalmología. Y es peculiar porque responde a un trabajo colectivo de tres sagas de oftalmólogos que, derrochando esfuerzo e ilusión, ha cristalizado en una magnífica exposición de instrumentos y aparatos oftalmológicos, algunos de épocas tempranas del siglo XX, cuidada con cariño y dedicación por la diplomada en enfermería Mercé Bagur, y que, como todas las demás ya terminadas se puede visitar los domingos.

Todo empezó con el encargo que me hiciera Luis Alejandre y que de alguna manera me agobió porque era consciente que no veía cómo llenar una sala, pero con mi esposa y también oftalmóloga Concha Valero, empezamos a rebuscar antiguos instrumentos quirúrgicos propios y de mi padre, el oftalmólogo Pedro Bosch Olives quien había trabajado en el propio hospital durante y después de la guerra civil española. Luego, planteé el proyecto a mi amigo de los viejos tiempos de la Facultad de Medicina de Zaragoza y veraneante habitual en Menorca, el doctor Juan García de Oteyza quien se adhirió entusiasmado. Ambos somos hijos de oftalmólogos y padres de oftalmólogos, los doctores Jordi Bosch Valero y Gonzalo García de Oteyza Delbés, de ahí que se empezara a hablar de “sagas” y a nutrir la sala de diversos aparatajes antiguos debidamente restaurados.

Más adelante el doctor Oteyza contactó con una oftalmóloga de Barcelona, la doctora África Menacho Viladot quien por uno de los azares de la fortuna acababa de dejar la antigua consulta de su padre, el doctor Rafael Menacho García-Menacho, fallecido pocos años atrás, también veraneante de toda la vida en Menorca, y se entusiasmó con la idea de que el señorial mobiliario con el que trabajara toda la vida su padre, sus preciosos instrumentos quirúrgicos con mango nacarado y multitud de cuadros históricos de los más conspicuos oftalmólogos españoles y extranjeros, pervivieran en l’Illa del Rei.

La “Sala de las Sagas” contribuye en su modesta medida a la admiración que despierta en todo el mundo la modélica restauración del Hospital de L’Illa del Rei, un proyecto liderado y dirigido por Luis Alejandre y hoy día realzado por la galería de arte Hauser &Wirth, en el que la bella especialidad de oftalmología ha encontrado su rincón de homenaje.

Pedro J. Bosch Barber

Voluntario oftalmólogo

**************************************************************************************************

De islas y puerto

Illa del rei 04/02/2022

modal

Una Isla es una isla. Y si es reducida como la Isla del Rey , no cabe aeropuerto y toda su vida viene por mar. Elemental. Algunos días un mar molesto, racheado; pero generalmente un mar amigo.

Me han comentado que los traslados se hacían allá por el 2004 con un llaud de Germán Torrent -la “Picua”- y con lanchas de reducidas dimensiones propiedad de Jaume Roca y Mike Puttok. Un buen amigo de Argel mandaba vino y dátiles (1). Pronto vieron que eran insuficientes y supimos acceder a una subasta de barcos procedentes de la lucha contra la droga. Allí accedimos a una buena semi rígida de 14 metros depositada en Motril que –a trancas y barrancas – resistió hasta finales del año pasado, siempre de la segura mano de un “todo terreno” Toni Barber. No podíamos pagar lo que consumían sus dos potentes motores; probamos con uno sin buen resultado. Al poco tiempo la familia Puyol nos dio otros dos de menor cilindrada y consumo, que aun rinden a pesar de ser de dos tiempos. Nosotros no necesitamos la misma potencia de los narcotraficantes, a quienes siempre agradeceremos el que nos llegase una buena embarcación fabricada en Italia, que ha permitido su recuperación (2), especialmente con la reposición de sus dos grandes balones de neopreno que le proporcionan su estabilidad. Trabajo bien hecho por una empresa mallorquina –Jaume Pons- al que se ha añadido el de nuestro “mestre d´axa” Javier Moll para arreglo de los interiores, trabajando ambos en una nave cedida por Conrado Asociados.

De islas y puerto

Hemos cubierto su ausencia con dos apoyos: otra vez con el de la familia Puyol afincada en Cala Ratolí y como novedad, con el apoyo de los Prácticos del puerto tras una buena gestión de Autoridad Portuaria y mi amigo Ricardo Matoses ”persona entrañable, enamorado de Menorca” próximo a su jubilación. Por Ricardo conocemos la historia de Nacho, Capitán del «Ciudad de Granada» cuyos padres eran de Es Castell. José Preto Moya, abuelo de Nacho, apellidos bien comunes en el bello pueblo de Llevant, nos llegó su carnet de Práctico fechado en 1941 y el “Reglamento de Practicajes y Amarrajes y Tarifas” de marzo de 1948, un interesante documento cuya lectura nos sitúa en la vida de nuestro Puerto a mitad del siglo XX. (3)

De islas y puerto

Dificilmente pagaremos estos apoyos de ahora, valorando como ejemplo no frecuente, que personas altamente calificadas como son los prácticos Vicenç Tomás o Jofre Enseñat, se comprometiesen a trasladar a unos simples voluntarios en su dominical tarea de recuperar un bien del Puerto. El que nos une a todos y al que todos queremos. Gracias Vicenç, Ricardo y Jofre…por supuesto también a los patronos de la embarcación.

(1) Un día contaremos el porqué de este vino y estos dátiles argelinos.

(2) Nueva cuesta 160.000 euros.

(3) Una bella historia que necesitará un capítulo aparte.

José Barber Allés

Voluntario

*****************************************************************************************************

La Isla del Rey

La Isla del Rey

Soy voluntario de esta Isla desde hace bastantes años y estoy orgulloso de poner mi grano de arena para recuperar el antiguo Hospital Militar y su entorno, situado en medio del seguro y bello puerto de Mahón.

Aquel Hospital que había sido ingles desde 1711, dejó de serlo el año 1964. Cuando un edificio se abandona va perdiendo calidad, seguridad, estética y fortaleza. Si a lo dicho se le añade que, una vez abandonado, tuvo visitas que no fueron de cortesía sino de depredadores que se llevaban todo lo aprovechable, ya imaginan a que estado llegó. Fue como si a un enfermo en vez de darle tratamientos para curarlo, le dieran garrotazos, para robarle además con nocturnidad y alevosía.

La Isla del Rey

Un día un militar de alta graduación navegaba por el bueno y bello puerto mahonés acompañado de un curso de estudiantes de arquitectura, los cuales comentaron y criticaron el estado de gran deterioro que, comparándolo con los humanos, se podría afirmar que estaba en coma profundo.

Ni corto ni perezoso el militar no solo decidió volver a la Isla del Rey el domingo siguiente, sino que convenció a un grupo de amigos para que hicieran lo mismo. Así un domingo y otro, un mes y otro, un año y otro, hasta nuestros días, se ha conseguido que el citado hospital en coma profundo, ahora está vigoroso, fuerte y rejuvenecido que da gusto verlo.

Pero no son solo los edificios lo que se ha recuperado sino también lo que se guarda dentro de ellos. Actualmente la Isla del Rey es un gran museo con muchas salas en las que se

guardan objetos, herramientas, libros… todos ellos con gran valor histórico.

La Isla del Rey

En la parte exterior se puede observar importante arbolado sobre todo de acebuches, los cuales muchos se trasplantaron pequeños y los primeros años se cuidaron mucho porque de no hacerlo así no habrían sobrevivido el seco verano menorquín. Se podaban con mimo, se regaban cada domingo cuando había que ir a buscar el agua lejos con dos calderos uno en cada mano. Al cuarto año después del trasplante ya no hacían falta cuidados tan minuciosos. (1)

Marcos Segui Pons.

Voluntario

  1. Con modestia el autor no se atribuye el enorme mérito de haber transformado una zona degradada utilizada como basurero de material sanitario en la que habían crecido algunos “ullastres” salvajes, en un bello bosque integrado en el conjunto, valorado por los paisajistas de Hauser&Wirth y por los miles de visitantes que acuden a la Isla del rey.

****************************************************************************************************************************

La Isla del Rey con los ostomizados

La Isla del Rey con los ostomizados
05/01/2022

A mas de una persona la palabra ostomizado, le puede sonar a chino, pero cuando entras en este mundo por haber sufrido una operación de cáncer de colón, en mi caso se me diagnosticó el pasado año 2021, concretamente en el mes de Abril, así que mis 76 años, los celebré en el Hospital Mateo Orfila…no quiero ser reiterativo, pero si recordar que todos los sanitarios, se portaron conmigo profesionalmente y personalmente de dalt de tot.

La Isla del Rey con los ostomizados

Internet es fantástico, para saber infinidad de cosas y situaciones, en este caso me ha recordado a personas famosas que, apreciado lector, te pueden sorprender porque han tenido ostomia como: Al Geiberger, exgolfista profesional; Dwight David Eisenhower, el 34º presidente de los Estados Unidos de América, fue un general de cinco estrellas, si bien muchas personas conocían sus problemas de salud, casi nadie sabía que “Ike” también tenía una ostomia; Jerry Kramer exjugador de fútbol americano, muy recordado por su carrera de 11 años como un agresivo jugador de línea para los Green Bay Packers; Marvin Bush el hijo mas joven de George H.W. Bush, se le realizó una ostomia después de un cirugía que le salvó la vida, usa el nombre de su padre para beneficiar a la Fundación Nacional para la Ileítis y la Colitis; y un largo etcétera.

La Isla del Rey con los ostomizados

Una preocupación importante, es que los servicios estén preparados por si tienes que cambiar la bolsa que llevamos pegada a nuestro cuerpo, gracias a los cirujanos y a nuestro Señor…verdaderamente esta facilidad, la minoría de veces no la encontramos, desgraciadamente…Los lugares públicos en general, suelen disponer de wc para los discapacitados. ¡Bravo!

Vatuadell cent llamps, recientemente estuve comiendo con tres amigos tertulianos de la COPE y cuando necesité efectuar el cambio de bolsa, los servicios no estaban preparados ni para las personas normales. ¡Mal!

Como voluntario de la Isla del Rey, quiero informar a todos (incluye a todas) mis compañeros de viaje ostomizados, que tenemos dos servicios wc para discapacitados, incluidos nosotros…además recién señalizados.

Otra dificultad es poder comprar carteles que señalen las figuras ostomizadas, con las correspondientes bolsas…Después de varios intentos, quién podía resolver el tema, por supuesto mi amigo y colaborador de la Isla del Rey, Paco Sturla, de Foto Sturla…Xisco de tal palo tal astilla…O sea en Foto Sturla, ya los venden.

José Barber Allés

Voluntario